#EscueladeinversiónSLAM

Todo nuestro equipo gestor está para ayudarte a elegir el mejor producto pero te ofrecemos distintos recursos por si quieres ampliar tu formación financiera. Hay distintos formatos para que elijas el que te resulte más cómodo.

Antonio Manzano: «Preferimos estar siempre invertidos»

| 18 noviembre, 2022
Compartir      

El responsable de Renta Variable de Santalucía Asset Management explicó en un webinar de EFPA sobre “Ideas con valor en renta variable europea” cuál es la filosofía de inversión de la gestora y cómo identifican empresas de calidad en las que invertir. También compartió la tesis de inversión de algunas compañías.

“Un análisis cualitativo va más allá de lo que puede decirte de una empresa solo un análisis cuantitativo”. Sobre esta premisa de Antonio Manzano, responsable de Renta Variable de Santalucía Asset Management, estructuró la charla ‘Ideas con valor en renta variable europea’, presentada por Pilar Barcelona, delegada territorial del Comité de Servicios a Asociados de EFPA España, la Asociación Española de Asesores y Planificadores Financieros.

A la hora de la búsqueda de una inversión de éxito que, según el concepto de Santalucía Asset Management, es aquella en la que se puede estar invertido toda la vida porque sobrepasa las expectativas iniciales, en la gestora de fondos se fijan siempre en empresas de calidad. “La mejor manera de proteger los ahorros y batir a los índices es invertir en negocios crecientes y con ventajas competitivas que hagan que esa calidad sea duradera en el tiempo”, expuso Manzano.

Estrategia de inversión

La estrategia inversora de la firma pasa por invertir entre un 2% y un 5% de la cartera en un valor, en función del nivel de convicción que les den los datos de la empresa, manteniendo la diversificación. Además, como gestora con baja rotación no cambian porque el mercado suba o baje: “No creemos que se añada valor por entrar o salir mucho de una posición o aprovechar momentos de entrada específicos. Preferimos estar siempre invertidos”.

El equipo de inversión es cauto, su mecánica inversora va de 25 en 25 puntos básicos y no está obsesionado con el índice de referencia de la cartera.

Pero, ante todo, en Santalucía Asset Management “no invertimos en lo que no entendemos porque no entender bien el negocio de una compañía lleva muchas veces al error, no solo a la hora de comprar sino al reaccionar cuando ocurre algo”, dejó claro Manzano.

Empresas de calidad

Para encontrar la mejor idea de inversión lo primero es buscar en una industria atractiva. En Santalucía Asset Management parten de las cinco fuerzas de Michael Porter para analizar el atractivo de una industria. Son claves el riesgo de nuevos entrantes, riesgos de productos sustitutivos, poder de negociación de clientes y también con proveedores y rivalidad entre competidores.

En la gestora tienen claro qué buscar: industrias con altas barreras de entrada para que no se creen otras y se lleven a los clientes fácilmente; innovadoras, que son las que menos riesgo tienen de que aparezca un producto sustitutivo; industrias que no tengan mucha visibilidad en precios, ya que eso se acaba por transferir al cliente y más si se vende a pocos; industrias con capacidad para negociar con proveedores porque su producto es necesario, y aquellas con pocos rivales.

“Nos gustan las industrias donde hay poca competencia, capacidad de fijación de precios y sobre todo en las que los productos son necesarios/de compra repetitiva”, constató el experto en renta variable.

Una vez identificado el sector, se buscan empresas líderes en su mercado, con barreras de entrada, con un crecimiento estructural y una rentabilidad sobre el capital empleado, alta generación de caja y una dirección alineada con los intereses de la compañía, es decir, que sus máximos directivos estén vinculados con la compañía como los fundadores o cuenten con acciones, por ejemplo.

Sin lugar a dudas, explica Manzano, “la rentabilidad sobre el capital empleado es para nosotros la razón por la que una compañía es buena y crece”. Sin embargo, esto no es suficiente para el equipo inversor de Santalucía AM. Además del retorno sobre el capital invertido, debe presentar oportunidades para reinvertir dicho capital en proyectos de crecimiento, lo que irá camino “del efecto del interés compuesto”, dice el gestor.

Hay compañías que son capaces de mantener el retorno sobre el capital empleado en el tiempo gracias a las barreras de entrada, como la propiedad intelectual, la regulación, la escala que hace que los costes unitarios en la producción sean inferiores a los de la competencia, el efecto red, la marca, que puede dar más retornos por la percepción del cliente, y el coste de sustitución, que hace que cambiar a otro producto similar no compense, por lo que la empresa logra mantener a sus clientes.

Según Manzano, las compañías que mantienen estas barreras, a base de reinvertir en ellas, son normalmente líderes en su mercado. “En este sentido nos gustan los monopolios; ahí es donde vamos a encontrar valor, aunque estas compañías coticen a múltiplos elevados”. Además, el flujo de caja debe ser por lo menos del 10% para Santalucía Asset Management, y “nos gusta mucho una empresa cuando su beneficio contable va en línea con el free cash flow”, dice.

Tesis de inversión

El gestor de Santalucía cita tres ejemplos de empresas en las que están invertidos y que cumplen los requisitos mencionados: Verallia, Amadeus y Coloplast.

Verallia

La primera es el principal productor de envases de vidrio de Europa para alimentos y bebidas. Verallia fabrica un producto premium, por lo que ya supera a los de la competencia, su crecimiento viene dado por la demanda de estos productos que en muchos casos deben ir en vidrio y, además, la compañía es capaz de subir precios porque apenas tiene competidores. “Con la inflación han podido traspasar subidas de hasta el 20% en la primera mitad del año y va a seguir subiendo en la segunda”, aseguró Manzano, sobre esta empresa que deja claro que siempre ha tenido retornos sobre el coste de capital empleado por encima del 10%. Conoce más detalles de la tesis de inversión de Verallia.

Amadeus

En cuanto a la española Amadeus, tiene una estructura oligopolística, pues capta el 45% del mercado. Sus perspectivas son buenas ante el regreso del turismo y la mayor demanda de viajar, pero en ella destaca el efecto red, porque por cada aerolínea que firma con Amadeus para las reservas de asientos y otros servicios se está creando valor para el sistema y para la compañía. Su coste es bajo y el cliente prefiere quedarse en ella porque le compensa no tener que cambiar el sistema informático además de beneficiarse de su efecto red y su margen bruto es muy alto, del 75%. “Creemos que seguirá creciendo”, estima el responsable de renta variable.

Coloplast

Líder en la fabricación de productos médicos en un mercado muy concentrado, Coloplast cuenta con barreras de entrada muy altas porque estos productos deben pasar por ensayos y ser autorizados y tener patentes. Su producción es de bajo coste y el cliente una vez que conoce sus productos y la forma de uso, no tienen ningún interés en cambiar de marca, por lo que seguramente por eso crece a niveles del 7%-9% e “irá creciendo por el envejecimiento de la población”, prevé.

“Estamos convencidos de que la cartera con compañías como éstas”, dijo Manzano, “será capaz de crear mucho valor en el largo plazo”. El único periodo, por otra parte, en el que en su opinión se debe estar invertido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.