#EscueladeinversiónSLAM

Todo nuestro equipo gestor está para ayudarte a elegir el mejor producto pero te ofrecemos distintos recursos por si quieres ampliar tu formación financiera. Hay distintos formatos para que elijas el que te resulte más cómodo.

Estrategia y visión de mercados

Mercados financieros
| 26 abril, 2022
Compartir      

El primer trimestre de 2022 ha estado marcado por la invasión de Ucrania por parte de Rusia en febrero, lo que ha provocado gran incertidumbre, fuerte volatilidad en los mercados y presiones inflacionistas, como consecuencia del histórico repunte de precios energéticos. ¿Qué previsiones manejamos?

La guerra en Ucrania, al margen del drama humano, supone un replanteamiento del modelo de crecimiento basado en la globalización, que ya había empezado a cuestionarse con el Covid, generando tensiones geopolíticas que apuntan a una nueva política de bloques, con importantes impactos macroeconómicos como consecuencia de las sanciones a empresas e individuos rusos y tensiones geopolíticas, que podrían suponer una ralentización del crecimiento global en los próximos años.

Escenarios

El escenario central sería el derrocamiento del Gobierno de Ucrania y la instauración de un Gobierno ProRuso de cuyo éxito depende la retirada de tropas rusas del país y con ello la “vuelta a la normalidad”.

El escenario negativo, no descontado por los mercados, sería un conflicto militar persistente con consecuencias imprevisibles en los precios del petróleo y de las materias primas, así como disrupciones en las cadenas de suministro, que perjudiquen a la economía global y deriven en un peligroso escenario de estanflación (recesión + inflación).

Un acuerdo de paz sería una opción intermedia, estando todavía pendiente cómo quedarían las fronteras, la configuración geopolítica en Ucrania y si acepta la neutralidad exigida por Rusia.

Impacto en la inflación

El impacto definitivo todavía es incierto, y dependerá de la duración del conflicto, el impacto en el suministro de materias prima, gas y petróleo, y el potencial recrudecimiento de los aranceles y de mayores tipos de interés como consecuencia del fuerte repunte de las tasas de inflación en todo el mundo

El precio de las materias primas, como el aluminio, alcanza sus precios máximos, con los inventarios en mínimos. Otras materias primas clave como el crudo, el níquel y el gas natural siguen cotizando en máximos o cercanos a máximos de los últimos años.

Como consecuencia del elevado precio de la energía, alimentos y materias primas, la inflación global se encuentra en máximos desde que se calcula la serie histórica.

Tipos de interés

Las sorpresas de inflación en Europa se han disparado este año hasta máximos y es previsible que sigan repuntando en los próximos meses.

Los elevados niveles de inflación han obligado a los bancos centrales a endurecer sus políticas monetarias, anunciar la reducción de sus programas de compras de bonos, y a subidas de tipos.

El Banco de Inglaterra lidera el movimiento con 3 subidas hasta el 0,75%. Canadá y Noruega ya acumulan medio punto y la Reserva Federal, tras su primera subida en marzo, ha anunciado un calendario de subidas hasta niveles del 2,5%. Para el Banco Central Europeo también se esperan subidas de tipos después de verano, una vez finalice sus programas de expansión de balance.

Previsiones

Los mercados financieros han sufrido elevadas dosis de volatilidad en el primer trimestre como consecuencia de la elevada incertidumbre provocada por la guerra de Ucrania sobre la inflación y el crecimiento económico. Nuestras perspectivas apuntan a un menor crecimiento global con inflación, que partiendo de una situación de fortaleza, sufrirá una desaceleración, pero no una recesión.

Ya se descuentan subidas de tipos, por lo que empiezan a ofrecer algo de valor en tramos intermedios de las curvas, en comparación con los últimos dos años con curvas de tipos muy planas o en terreno negativo.

Nuestro posicionamiento prudente de comienzos de año en renta fija, con una gestión dinámica de las coberturas, y ausencia de exposición a emergentes, Rusia o Ucrania, nos ha permitido proteger las carteras de renta fija y poder construir duración a tipos más atractivos.

En renta variable y mixtos, nuestro posicionamiento cauto y nuestra distribución geográfica y sectorial, en compañías menos vulnerables a subidas de tipos y con valoraciones más atractivas, nuestra exposición a materias primas y metales preciosos, beneficiados en este contexto, nos ha permitido navegar con éxito en un contexto de elevada volatilidad.

Descárgate la Carta Trimestral del primer trimestre y conoce más en detalle nuestra estrategia, previsiones y cómo ha sido la evolución de nuestros fondos de inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.