#EscueladeinversiónSLAM

Todo nuestro equipo gestor está para ayudarte a elegir el mejor producto pero te ofrecemos distintos recursos por si quieres ampliar tu formación financiera. Hay distintos formatos para que elijas el que te resulte más cómodo.

Principios para la Inversión Responsable, qué son

Principios para la Inversión Responsable
| 29 septiembre, 2022
Compartir      

Santalucía AM se ha adherido a los Principios para la Inversión Responsable de la ONU, en nuestro compromiso por contribuir a crear un sistema financiero global económicamente eficiente y sostenible, que genere valor a largo plazo. Te explicamos cuáles son y las acciones que proponen para implementar cada uno de sus seis principios.

¿Qué son los Principios para la Inversión Responsable?

Los Principios para la Inversión Responsable, conocidos bajo el acrónimo PRI, recompensará la inversión responsable y beneficiará a nivel de medioambiente, sociedad y buenas prácticas corporativas. No en vano, estos principios impulsados por Naciones Unidas, incorporan los criterios ESG, por sus siglas en inglés, o ASG, por sus siglas en español, en las decisiones de inversión y la administración de activos.

Su origen se produjo bajo la secretaría general de Kofi Annan, quien en 2005 invitó a reconocidas firmas a liderar estos principios y un año después se presentaron sus postulados en la Bolsa de Nueva York.

Objetivo de los PRI

La meta de los Principios para la Inversión Responsable es sumar al mayor número de inversores social y sosteniblemente responsables para 2026, con el objetivo de trabajar de modo colaborativo en la construcción de un mercado global sostenible.

De este modo, con nuestra adhesión formamos parte de una red internacional de cerca de 4.000 instituciones de 60 países que ya hemos adoptado los principios para crear conjuntamente un sistema financiero global eficiente y sostenible.

¿Cuáles son los principios PRI?

Como hemos adelantado, se trata de seis principios, pero antes de exponértelos, tenemos que decirte que son absolutamente voluntarios y con una clara intencionalidad inspiradora, porque nos proponen algunas acciones.

Principio 1

Incorporación de los criterios ESG en el análisis de inversiones y en la toma de decisiones. Entre las acciones que nos plantean, están las siguientes:

  • Integrar estos criterios en las declaraciones de política de inversiones.
  • Contribuir a la elaboración de instrumentos, análisis y métricas para valorar las cuestiones sostenibles en un fondo.
  • Evaluar la capacidad de los gestores internos y externos a la hora de incorporar los factores medioambientales, sociales y de gobernanza.
  • Pedir a los proveedores de servicios de inversión que incorporen estos criterios en sus análisis e investigaciones.
  • Promover la formación de nuestros profesionales en los criterios sostenibles.

Principio 2

Inclusión de los criterios ESG a nuestras prácticas y políticas. Las acciones que proponen los principios PRI se dirigen a todo tipo de empresas:

  • Elaborar y publicar una política de identificación activa consecuente con los PRI.
  • Ejercer los derechos de voto o controlar la delegación de voto para que no se diluyan nuestros principios de sostenibilidad.
  • Participar en la elaboración de normas y políticas que, por ejemplo, protejan los derechos de los inversores.
  • Comprometerse especialmente con compañías que valoren las cuestiones de sostenibilidad.

Principio 3

Transparencia de la divulgación de las cuestiones ESG de las entidades donde invirtamos. Para este principio se propone:

  • Solicitar la publicación de informes normalizados sobre los criterios ESG.
  • Pedir que se integren en los informes financieros anuales.
  • Requerir datos a las empresas sobre la adopción de normas, códigos o medidas de buena gobernanza.
  • Apoyar las resoluciones e iniciativas que busquen la difusión de los factores de sostenibilidad.

Principio 4

Aceptación y aplicación de los principios para la inversión responsable en el sector de las inversiones. Este principio nos afecta directamente y nos presentan las siguientes actuaciones:

  • Integrar los requisitos de los principios en las peticiones de propuesta.
  • Adaptar los períodos de inversiones, controles, KPI e incentivos.
  • Comunicar nuestras expectativas ESG a los proveedores y revisar las relaciones con aquellos que no las cumplan.
  • Participar en la elaboración de instrumentos de referencia sobre su integración.
  • Apoyar las regulaciones o políticas que faciliten la aplicación de los PRI.

Principio 5

Trabajar conjuntamente para incrementar la eficacia en la aplicación de los PRI

Se proponen las siguientes acciones:

  • Colaborar con redes o plataformas especializadas para compartir experiencias e informes que sirvan de aprendizaje.
  • Tratar colectivamente cuestiones emergentes relevantes.
  • Desarrollar iniciativas que faciliten la colaboración.

Principio 6

Informar sobre nuestra actividad y progreso en la aplicación de los PRI

  • Mostrar cómo hemos integrado los criterios ESG en la práctica.
  • Divulgación de las medidas de buena gobernanza adoptadas.
  • Publicar nuestras expectativas sobre los proveedores de servicios en relación con los PRI.
  • Usar informes para concienciar a más ‘stakeholders’.

¿Qué es una inversión responsable?

Como se ha venido desgranando, la inversión responsable es una estrategia que busca la incorporación de los criterios ESG en las decisiones sobre inversión y la administración de activos.

Desde hace tiempo, junto al análisis fundamental que realizamos desde el punto de vista financiero y de potencial de crecimiento a largo plazo para identificar empresas de calidad y, por tanto, merecedoras de incorporarse a nuestras carteras de fondos de inversión, realizamos un análisis desde el punto de vista de sostenibilidad en los tres aspectos que incorpora esta megatendencia: medioambiente, social y gobernanza.

¿Cómo invertir de manera responsable?

Según el reglamento de divulgación SFDR, las gestoras de fondos de inversión, como Santalucía AM, catalogamos nuestros productos financieros dentro del nivel de sostenibilidad que les corresponda, fijado en los artículos 6 (no sostenible), 8 (apoyo determinado a iniciativas sostenibles) y 9 (100% sostenible).


Posteriormente, debemos informar sobre sus riesgos de sostenibilidad y de su política, objetivos sostenibles y métodos.

Entra en nuestra Escuela de Inversión y mantente informado sobre todo lo relacionado con las prácticas sostenibles en nuestras inversiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.