#EscueladeinversiónSLAM

Todo nuestro equipo gestor está para ayudarte a elegir el mejor producto pero te ofrecemos distintos recursos por si quieres ampliar tu formación financiera. Hay distintos formatos para que elijas el que te resulte más cómodo.

Spotify, la compañía que ha cambiado la industria de la música

Invertir en Spotify
La Visión del Equipo | 9 septiembre, 2021
Compartir      

Beltrán Palazuelo, gestor Senior de Renta Variable en Santalucía Asset Management, nos habla en este podcast acerca del modelo de negocio de Spotify y la forma en la que ha cambiado la industria de la música.

Spotify es una compañía sueca fundada en 2006 que ofrece un servicio de transmisión de música digital en streaming y que nace en un momento en el que la industria se encuentra en declive por la piratería y el deseo del consumidor de no pagar por los contenidos.

Con la llegada y la ayuda de los streamers, con Spotify a la cabeza, este sector comienza a recuperarse, pero no es hasta el año 2014 cuando la industria empieza a mejorar y, sobre todo, a crecer. “Spotify no es la restauración, no viene a arreglar algo del pasado, sino que es el renacimiento. Viene a hacer las cosas de diferente manera”, señala Beltrán Palazuelo.

Según explica el gestor Senior de Renta Variable de Santalucía AM, anteriormente la industria funcionaba de diferente manera y los artistas “chocaban” con las discográficas. Ahora, con Spotify “lo entendemos como la industria hacia adelante, porque es una interactuación de todos con todos”.

La compañía está englobada en lo que se conoce como total audio company, porque da mucho más que música, como es el caso de los podcast. Además, en esta plataforma interactúan los usuarios y los artistas, como si fuera una red social.

Funcionamiento de la industria y de Spotify

De forma sencilla, el funcionamiento de la industria musical es el siguiente: los artistas pagan más de la mitad de sus ingresos (pudiendo alcanzar hasta el 90%) a las discográficas para que promocionen sus canciones y les catapulten al estrellato. Es en los conciertos donde más dinero se mueve, dos o tres veces que en la venta de música grabada o en plataformas de streaming. En los conciertos, el reparto de ingresos es más equitativo.

“Muchos de los artistas, a no ser que sean muy buenos, viven una situación de esclavitud que Spotify viene a cambiar. Todo ello para que el artista se pueda llevar más margen de sus ingresos y que después así sea más fácil realizar conciertos, no solo cuando las discográficas lo decidan”.

Spotify sabe qué escucha cada usuario, en qué ciudad y la forma en la que lo hace, lo cual es una base de datos comercial muy interesante que terminará explotando para la promoción de conciertos, que, como hemos visto, es donde realmente ganan dinero los artistas. Por otra parte, esta base de datos hace que la barrera de entrada de los sellos discográficos se esté rompiendo poco a poco.

“El ejemplo que suelo poner es cuando vinieron los Rolling Stones a Madrid, las entradas se venden entre 85 y 225 euros, a los 15 minutos desaparecen. Sin embargo, a la hora vuelven a aparecer, pero con precios entre 200 a 6.000 euros. Eso, para el artista, no genera ningún beneficio, no tienen la información que si maneja Spotify, que sabe quién es probable que vaya al concierto, por eso ayuda a los artistas a monetizar su música a través de los conciertos”, explica Palazuelo.

En cuanto a su modelo de negocio, Spotify tiene 356 millones de clientes, de los cuales 160 millones pagan alrededor de 4,14 euros al mes. El resto, funciona gratis con algún anuncio -pocos, según la opinión del gestor-, que se monetiza con 0,30 euros al mes.

¿En qué momento se encuentra ahora Spotify?

El año 2020 ha sido difícil para todos los sectores económicos y la industria de la música no se queda atrás, porque los momentos en que más se consume música es cuando la gente va a trabajar, al gimnasio, a reuniones con amigos, de viaje… También influye el hecho de que no se ha podido grabar tanta música como años anteriores.

En estos momentos, la plataforma de streaming, que cuenta con una cuota de mercado de alrededor del 33%, se encuentra en una fase de inversión. Se ha marcado como objetivo alcanzar 1.000 millones de usuarios en esta década y entre 25 y 30 millones de creadores, frente a los ocho de la actualidad.

En el caso de los competidores, hay varios. En streaming, Amazon y Apple; en total audio company, discográficas como Universal, Sony o Warner. Por otro lado, están los competidores a largo plazo, como podría ser Netflix.

Evolución en Bolsa de Spotify

Las acciones de Spotify forman parte de la cartera del fondo de inversión Santalucía Europa Acciones, con 1,3% de peso, pero “a lo largo de los siguientes meses, si la acción nos da la oportunidad, seguiremos aumentando en un 2% o 3%”, afirma Palazuelo.

A pesar del batacazo bursátil por la pandemia, que situó al valor en el entorno de los 120 dólares, Spotify consiguió alcanzar su cota más alta en febrero pasado, tocando los 364 dólares por acción. Sin embargo, desde entonces, los títulos han ido perdiendo fuelle y se sitúan en los 250 dólares. Su capitalización bursátil supera los 45.000 millones.

Perspectivas

Beltrán Palazuelo señala que en Santalucía Asset Management “intentamos ver dónde está la industria a largo plazo y, evidentemente, a día de hoy Spotify es una empresa que no gana mucho dinero, pero lo va a ganar”. 

En su opinión, la compañía es capaz de generar 3.500-4.000 millones de flujo neto de caja y, teniendo en cuenta la capitalización bursátil, el precio objetivo de la acción podría situarse en 2030 en 600 dólares, con una TIR (Tasa Interna de Retorno) de hasta el 10%. “Creemos que su 15% de margen EBIT puede ser más elevado, por lo que vamos a estar pendientes y, si nos da la oportunidad, iremos aumentando el peso en la compañía”.

Puedes ampliar información sobre Spotify en nuestra Carta Trimestral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *