#EscueladeinversiónSLAM

Todo nuestro equipo gestor está para ayudarte a elegir el mejor producto pero te ofrecemos distintos recursos por si quieres ampliar tu formación financiera. Hay distintos formatos para que elijas el que te resulte más cómodo.

¿Qué es el sistema SWIFT?

Sistema SWIFT
| 2 marzo, 2022
Compartir      

EEUU y la Unión Europea expulsan de forma parcial a Rusia del sistema SWIFT para poner freno al ataque contra Ucrania. Es probablemente la sanción con mayor impacto económico que pueda imponerse al país. Pero, qué es el sistema SWIF. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este método de pago y por qué sin él la banca rusa no podrá hacer transacciones internacionales.

La desconexión de algunos bancos de Rusia de la plataforma de pagos internacionales conocida como sistema SWIFT es una de las iniciativas de presión que están consensuando terceros países para causar daño económico a Rusia y disuadir a su presidente, Vladimir Putin, de continuar con la invasión a Ucrania.

De este modo, Rusia queda parcialmente aislada económicamente a nivel internacional debido a que se bloquean todos los   ingresos y pagos de los bancos expulsados, imposibilitando las operaciones transnacionales con las entidades que utilicen el sistema SWIFT.

Sistema SWIFT: qué es

SWIFT es el acrónimo de Society for World Interbank Financial Telecommunication, en su traducción al español, Sociedad para las Comunicaciones Financieras Interbancarias Internacionales. Es un sistema de pagos de alta seguridad imprescindible en las finanzas internacionales, que se utiliza para hacer intercambios de información a través de mensajería cifrada, haciendo posible y más sencillos los distintos movimientos bancarios entre entidades internacionales. 

Este grupo cooperativo se fundó en Bruselas en el año 1973, ofreciendo así la oportunidad de crear un lenguaje común entre los bancos para realizar distintos movimientos financieros. En la actualidad cuenta con unas 11.000 instituciones financieras de más de 200 países y está dirigida por una junta formada por 25 miembros.

En definitiva, es una red de datos compartidos en la que se procesan 10 millones de mensajes diarios que posibilita transferencias bancarias internacionales.

¿Por qué es importante?

Como hemos visto, la inmensa mayoría de los bancos del mundo entero pertenecen a la red SWIFT, creando así un sistema rápido y eficaz de comunicación entre todos ellos con un lenguaje común. Cada banco tiene un código diferente, el cual está compuesto por entre 8 y 11 dígitos alfanuméricos que contiene:

  • Identificación del código del país en el que se sitúa la entidad.
  • Código del mismo banco.
  • Datos adicionales: localización y tipo de sucursal.

De este modo, con el código SWIFT se puede saber desde qué lugar se está haciendo una transacción.

¿Quién interviene en una transacción SWIFT?

Para poder realizar una operación con el código SWIFT es necesario que varios factores clave participen en la transacción. Son los siguientes:

  • Ordenante: persona o compañía pagadora que solicita a su entidad bancaria la realización de una transferencia con cargo a una cuenta suya.
  • Banco emisor: entidad que recibe las instrucciones del ordenante. Se dedica a comprobar las características del movimiento y, si estima que es oportuno, emite la transferencia mediante el sistema SWIFT.
  • Banco corresponsal: es un intermediario que aparece cuando el movimiento que se va a realizar se hace en una divisa distinta a la del país del banco emisor.
  • Banco pagador: se trata del banco en el que el beneficiario de la transferencia tiene la cuenta donde se recibe el dinero.
  • Beneficiario: el que recibe el cobro en su cuenta.

SWIFT: ventajas e inconvenientes

Este sistema de mensajería codificada entre entidades bancarias es imprescindible en el sistema financiero porque tiene una serie de ventajas que pocos otros sistemas pueden igualar, aunque también tiene algún que otro inconveniente que mencionaremos más adelante. A continuación, te mostramos las ventajas que el procedimiento SWIFT te ofrece a la hora de realizar cualquier transacción:

  • Seguridad: mensajes cifrados y codificados para que no se pueda romper la orden del pago.
  • Automatización: mensajes enviados mediante una red internacional SWIFT.
  • Rapidez: se tardan apenas unos segundos en transmitir el mensaje a cualquier entidad bancaria del mundo.
  • Estandarización: comunicación sencilla que asegura la fiabilidad del mensaje.
  • Irreversible: nadie puede paralizar la transacción una vez se haya realizado, ni si quiera el propio ordenante.
  • Bajo coste: no supone un alto coste en comisiones.

Respecto a los inconvenientes, el más destacable es que el sistema SWIFT no se hace cargo del riesgo comercial del cobro. Si nos encontramos en una situación donde se haya entregado la mercancía antes de haberse realizado el pago, todo dependerá del ordenante para cumplir con el plazo de abono del capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.