El tiempo es el mejor aliado de la inversión  para que el efecto del interés compuesto haga crecer de forma exponencial el ahorro. Te explicamos cómo.

Existen dos finalidades de ahorro en función del horizonte temporal de nuestro objetivo. Por un lado, el que está destinado a alcanzar metas a medio y largo plazo como financiar los estudios universitarios de los hijos o la adquisición de una segunda vivienda o mantener el actual nivel de vida durante la jubilación. Por otro, encontraríamos la liquidez que necesitamos tener disponible para cubrir necesidades a corto plazo y/o emergencias, conocido vulgarmente como colchón de seguridad. Es decir, su finalidad principal sería atender imprevistos, como el que podemos estar sufriendo con la pandemia del Covid-19

 Cuando disponemos de un horizonte temporal amplio no es suficiente con ahorrar en la cuenta corriente para alcanzar ciertas metas. Es necesario  ahorrar y también invertir para que el dinero vaya creciendo a largo plazo. Hay dos palancas que nos van a ayudar a conseguir nuestros objetivos: la gestión de la inversión por parte de profesionales y el efecto del interés compuesto sobre el capital invertido.

¿Qué es el interés compuesto?

El interés compuesto se define como el interés que se va añadiendo al capital inicial invertido, generando, a su vez, nuevos intereses que se van capitalizando. Esto supone que cada vez que el dinero produzca un rédito, dicho rédito se añadirá al importe inicial y empezará a su vez a producir nuevos intereses, lo que incrementará proporcionalmente la suma.

Veamos cómo funciona con un ejemplo. Imaginemos que invertimos 20.000 euros en un fondo de inversión que ofrece de media una rentabilidad anual del 5%. Eso supone unas ganancias de 1.000 euros en el primer año. En el siguiente año, la rentabilidad se calcula sobre 21.000 euros, lo que llevaría a un incremento  del capital en 1.050 euros más; al tercer año, los intereses se aplican sobre 22.050 euros, esto es un beneficio de 1.102,50 euros, y así durante todo el tiempo que mantengamos la inversión.

Como vemos, cuando el ahorro se combina con el interés compuesto, su eficiencia se multiplica de forma exponencial. Pero si, además, al capital inicial más los intereses ya obtenidos le añadimos una cuota de ahorro periódica, el montante total se incrementará progresivamente aún más.

El largo plazo, clave para que tus ahorros crezcan con el interés compuesto

Tal y como queda reflejado en el ejemplo anterior, el interés compuesto es una fórmula de inversión idónea para quienes no necesiten ese ahorro a corto plazo. El tiempo juega a su favor, no solo para hacer crecer sustancialmente los ahorros, sino también para suavizar las correcciones de los mercados bursátiles en el corto plazo.

De este modo, cuanto mayor sea el horizonte temporal de nuestro objetivo de inversión, más aumentará el capital inicial. Por lo tanto, cuanto antes empecemos a ahorrar e invertir a largo plazo, mayor potencial de revalorización obtendremos.

Diferencia entre interés compuesto e interés simple

Como hemos visto, cuando se invierte dinero se parte de un capital inicial. Sobre él se generan los intereses, que lógicamente dependerán de la cuantía. Si invertimos en un producto financiero con interés simple, significa que el interés se devenga del capital y el proceso de generación de más beneficios se aplica sobre el capital inicial, no sobre la suma del capital, no sobre la suma del capital inicial más ganancias.

El efecto de la inflación sobre el ahorro

Por otra parte, si no invertimos el ahorro que no necesitamos en el corto plazo, ese dinero no solo no renta, sino que pierde valor por el efecto de la inflación sobre el dinero. Hoy con 5 euros no podemos comprar lo mismo que comprábamos con esa cantidad hace dos décadas. Piensa en lo que cuesta una barra de pan o una entrada al cine. La vida se encarece y el dinero guardado en una cuenta corriente pierde poder adquisitivo. La forma de combatir a la inflación es invirtiendo en un producto financiero como puede ser un fondo de inversión que sea capaz de batirla.

Te invitamos a profundizar en el efecto de la inflación sobre el ahorro y sobre el ahorro periódico en nuestro blog. También puedes conocer nuestras estrategias de inversión en nuestra sección “La visión del equipo”. Tú sabes ahorrar, nosotros sabemos invertir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *