En el segundo encuentro de la I edición de la Semana del Ahorro de Santalucía Asset Management, Eustaquio Arrimadas, director Comercial y de Marketing, y Raúl Cuesta, responsable de Redes, responden a esta pregunta a partir de la planificación financiera.

Los datos demuestran que los españoles no sabemos ahorrar. Casi la mitad del ahorro financiero está en cuentas corrientes y depósitos, según la Asociación de Instituciones e Inversión Colectiva (Inverco). Esto es “contraproducente ya que no batimos de manera regular el Índice de Precios al Consumo (IPC) desde que empezamos el año. La inflación nunca la tenemos en cuenta a la hora de ahorrar y hay que tenerla más presente”, comenta Raúl Cuesta.

Los depósitos bancarios son un producto donde se guarda una cantidad de dinero para su custodia y/o para la obtención de rendimientos. El interés ofrecido depende del tipo de interés del Banco Central Europeo (BCE) y que en la actualidad está en el entorno del 0%, por tanto, los depósitos no ofrecen elevados retornos. Los datos del Banco de España indican que el tipo medio de los depósitos a dos años es de apenas un 0,02%.

¿Cuáles son las razones por las que no tenemos una buena planificación financiera?

A la pregunta de la moderadora del encuentro de la I Semana del Ahorro, la periodista económica Susana Criado, el director Comercial y de Marketing de Santalucía AM expone que “no tenemos una buena planificación financiera porque ahorramos por motivos equivocados y ahorramos pensando en el por si acaso y no en el para qué. Es decir, la mayoría de los españoles tiene un porcentaje muy relevante del ahorro en productos que considera como seguro y con rentabilidades muy bajas porque piensa en el ¿y si mañana me pasa algo? ¿en que situación voy a dejar a mi familia?”.

En opinión de Eustaquio Arrimadas, “esto es un gran error que esta relacionado con el bajo nivel de cultura financiera que tenemos en España. Tenemos que mentalizarnos de que los riesgos o imprevistos hay que cubrirlos con productos aseguradores”. En cambio, situaciones previstas, como la jubilación o la compra de vivienda, hay que afrontarlas invirtiendo en productos financieros que permitan que nuestro ahorro no pierda poder adquisitivo con el paso del tiempo “.

Horizonte temporal

En la planificación financiera es muy importante adaptar el horizonte temporal de nuestras inversiones al riesgo de los instrumentos que estamos utilizando. Así, plazos largos de cinco años en adelante deben contar con un alto porcentaje de renta variable, porque la renta variable es un instrumento que siempre ha abatido a la inflación. En el caso de plazos cortos hay que buscar la combinación de activos más conservadores,

Ahorro periódico

“Hoy en día no tenemos en cuenta la necesidad de ahorrar periódicamente”, añade el responsable de Redes. En este sentido hay que convertir el ahorro como una parte de nuestra factura mensual. Hay que pensar en el ahorro como aquello que nos va a permitir mantener en un futuro nuestro poder adquisitivo o cumplir las metas que nos hemos puesto. Para ello es fundamental adquirir el hábito del ahorro y hacerlo todos los meses, ajustando nuestros gastos a nuestro ahorro.

Diversificar

Diversificar es una herramienta muy potente para la gestión del riesgo. En este sentido el fondo de inversión resulta idóneo por capacidad para diversificar tanto por tipo de activo, como por estilos, países y sectores. Adicionalmente es un producto que destaca por su transparencia, liquidez y fiscalidad.

Asesor financiero

“Hoy en día es muy importante tener un asesor financiero que conozca los vehículos de ahorro, que nos conozca a nosotros como clientes o que sepa los mercados que hay. En España tenemos que interiorizar más las funciones del asesor financiero porque acudimos muy poco. Cuando hablamos de ahorrar o de invertir no solemos ir al especialista, sino que echamos mano de algún familiar o de un amigo cercano y, esto es un error”, explica Arrimadas.

“Vivimos en una situación de muchas dificultades y de complejidades crecientes por lo que cada vez es más imprudente confiar nuestros ahorros en opiniones que no vienen de ningún asesor financiero”, insiste.

En esta entrada puedes ver el encuentro completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *