Te contamos por qué los fondos de inversión son una opción interesante para invertir el premio de la Lotería.

Son fechas especiales y, después del año tan difícil que hemos pasado, tanto si has sido agraciado/a con algún premio de la Lotería del Sorteo de Navidad como si todavía sueñas con un golpe de suerte en la Lotería del Niño te damos alternativas sobre dónde invertir tu premio para asegurarte que crezca a largo plazo, después, claro está, de haber tapado algún agujero y/o darte algún capricho.

Es importante pensar en el futuro. Los estudios de los hijos, una segunda vivienda o, incluso, un horizonte temporal más lejano todavía, pero en el que tenemos que pensar cuanto antes para mantener nuestro nivel de vida y vivir con tranquilidad, como es la jubilación. Una etapa en la que dejaremos de tener ingresos salariales y viviremos de una pensión pública que, ante el cambio demográfico (envejecimiento del país), tenderá a ser menor, por lo que es aconsejable complementarla con ahorro particular. Pero no solo basta con ahorrar, ese dinero que a corto plazo no necesitamos tiene que ser invertido a largo plazo para que se revalorice con el paso del tiempo.  

Invertir la lotería en fondos de inversión

¿Qué es un fondo de inversión?

Los fondos de inversión son un producto que cada vez tiene más presencia dentro del ahorro financiero de los hogares españoles. Según la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y de Fondos de Pensión (Inverco), los fondos de inversión casi se han duplicado en la última década y representan el 14% del dinero invertido de los particulares.

Es un vehículo de inversión colectiva, esto significa que se invierte en un producto junto a más partícipes. Las ganancias obtenidas van a proporción a la participación que se tenga en el fondo de inversión, que es gestionado por una entidad gestora.

¿Cómo invertir en un fondo de inversión?

Antes de suscribir un fondo de inversión, lo primero es asesorarse por un experto profesional de la inversión que, según el horizonte temporal y perfil de riesgo,  identifique qué producto es el adecuado para cada inversor.

Una vez elegido el fondo, hay que asegurarse de que la sociedad gestora en la que se depositan los ahorros esté registrada en el órgano regulador, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Ventajas de invertir en un fondo de inversión

  • El ahorro es gestionado por profesionales de la inversión que saben dónde invertirlo para alcanzar rentabilidad a futuro y cómo minimizar eventuales pérdidas.
  • Uno de los principales consejos que se dan en materia de inversión es diversificar, no poner todos los huevos en la misma cesta, y un fondo de inversión es el mejor ejemplo de diversificación.
  • Al ser un producto de inversión colectiva los costes de invertir de forma individual disminuyen.
  • Hay una enorme variedad y siempre hay un fondo de inversión para cada perfil de inversor y horizonte temporal.   
  • Cuenta con una fiscalidad atractiva. Por un lado, hay un diferimiento fiscal y las ganancias se declaran en el momento de reembolso: por otro, se pueden realizar traspasos de un fondo a otro sin tributar.  

Tipos de fondos de inversión

Existen muchos tipos de fondos de inversión, pero vamos a explicar por los más conocidos.

Fondo de inversión de Renta Variable

Los fondos de inversión de Renta Variable invierten la mayor parte de su cartera en acciones de empresas cotizadas, por lo que son vehículos recomendables para el largo plazo. En ellos se diversifica la inversión y los gestores trabajan con prudencia para proteger el capital invertido seleccionando empresas de calidad. El objetivo es conseguir carteras de inversión robustas, con capacidad para revalorizarse en el largo plazo, minimizando eventuales pérdidas.

Este es un producto que aporta potencial revalorización con el paso del tiempo, pero que conlleva también un riesgo al estar invertido en empresas cotizadas, muy sensibles a las caídas por factores internos, pero también, externos, y la volatilidad del corto plazo. Por eso, cuando hablamos de renta variable el tiempo es nuestro principal aliado para ayudarnos a corregir los posibles vaivenes del mercado.

Fondo de inversión de Renta Fija

Estos fondos están indicados para aquellos perfiles más conservadores que no tienen tolerancia al riesgo o que, por su edad, conviene ser cauto. La renta fija invierte en deuda (pública o privada) cuya rentabilidad depende de los tipos de interés marcados por los Bancos Centrales, por lo que es menos volátil que la renta variable. Esta mayor estabilidad y/o seguridad va en detrimento de la rentabilidad.

Fondo de inversión de Renta Mixta

Como su nombre indica, combina la renta variable y la renta fija, además de otros tipos de activos, en carteras con diferentes ponderaciones. En estos fondos de inversión, la renta fija actúa como fondo refugio que da estabilidad a la cartera.

Fondos Perfilados

La particularidad de este tipo de fondos de inversión es que se adapta a las necesidades de cada inversor de forma personalizada. Independientemente del perfil de riesgo del inversor o su horizonte temporal, este producto ofrece las mejores posibilidades según a sus necesidades. La clave de su éxito reside en la combinación de activos de renta fija y renta variable aprovechando las mejores ventajas de ambos. De este modo, los fondos perfilados tienen la capacidad de adaptarse a los vaivenes del mercado sin mucha dificultad mitigando las posibles pérdidas.

Así que, ya lo sabes, si esta Navidad eres uno de los afortunados a los que les toca la Lotería, utiliza parte de tu premio en invertir para tu futuro y el de tu familia y ponlo a trabajar en un fondo de inversión. Tú sabes ahorrar, nosotros sabemos invertir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *